Estrés: secretos del gym para una vida mejor

Estaba en YouTube viendo el podcast de Joe Rogan (comentarista de la UFC, actor, etc.) donde habla con la Dra. Rhonda Patrick (bioquímica experta en nutrición).

Suelo pasar bastante tiempo escuchando entrevistas interesantes y cada vez veo menos chatarra en Internet.

En la conversación, de alrededor de 3 horas, hablan sobretodo de salud y un montón de ideas relacionadas. En una parte se concentran en el estrés y se me ocurrió escribir acerca del tema.

Quienes entrenamos en el gym, o en otras disciplinas físicas, tenemos un arma para manejar el estrés que el resto de la gente no tiene.

La definición más simple de estrés es la siguiente:

Estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal; suele provocar diversos trastornos físicos y mentales.

En general el estrés es una mezcla de fatiga física y mental, y cuando es excesivo tiene un montón de implicaciones negativas en la vida diaria. La gente debería tomarse esto en serio, y vivir de la manera más relajada posible.

Niveles de estrés razonables

Un nivel de estrés razonable me parece bueno. Te mantiene alerta; si estás demasiado relajado a veces no reaccionas bien cuando lo necesitas. Por otro lado, demasiado estrés es extremadamente negativo para tu salud y tu vida en general.

Desde cosas simples como un dolor de cabeza o un mal genio cualquiera, hasta cuestiones más serias como una úlcera gástrica, la lista de implicaciones que el estrés tiene sobre tu cuerpo es interminable:

  • Insomnio
  • Desequilibrios hormonales
  • Depresión
  • Enfermedades cardíacas
  • Etc.

Es entendible que tus niveles de estrés se eleven si estás enfermo, o si estás resolviendo asuntos complicados en tu trabajo; el problema, que veo más o menos seguido, es que la gente le da demasiada importancia a cuestiones triviales.

Las personas ahora se estresan porque llegaron cinco minutos tarde al cine, o hay un poco de tráfico, o porque se fue el Internet diez minutos.

Es Navidad y el dinero no alcanza para regalar el último iPhone… ¡qué estrés! Se inventan problemas que no existen. ¿Enviaste un mensaje de Whatsapp y no te respondieron inmediatamente? ¡Qué terrible! Creo que es una tendencia relativamente nueva que tiene que ver con lo “fácil” que se ha vuelto la vida moderna.

Hace cientos o miles de años existían verdaderas razones para estresarse; literalmente situaciones de vida o muerte. Hay generaciones que han experimentado guerras; hay gente que de verdad sufre y pasa momentos difíciles, pero para otras personas la vida se ha vuelto tan fácil que le dan demasiada importancia a situaciones ridículas.

Por esta razón creo que es esencial exponerles a cuerpo y mente a estrés verdadero; en este caso estoy hablando del entrenamiento en el gimnasio y ejercicio físico.

Exígele a tu cuerpo

A veces tengo algún “problema”, pero luego de ir al gimnasio y hacer una rutina salvaje que a duras penas me deja con energía para caminar, todo lo demás se vuelve simple. Cuando estoy entrenando y llego a ese momento en el que estoy a punto de desmayarme o sentir que mis músculos explotan, pero logro superarlo, tengo una nueva perspectiva acerca de los problemas. Es un símbolo de la capacidad y voluntad que tienes para vencer tus límites.

Debes exigirle a tu cuerpo al máximo en tus entrenamientos; experimentar al menos una vez en la vida la sensación de hacer algo que parece imposible. Hará que otras cosas cosas parezcan más sencillas; te mantendrá relajado por más tiempo y vas a ver que luego les vas a dar importancia a los problemas de verdad y no a las ridiculeces de la vida.

Para los que les gusta correr, puede ser una maratón. Para quiénes entrenamos en el gym puede ser romper tu récord personal de levantamiento de peso muerto. El objetivo te lo pones tú, pero debe ser algo de verdad difícil.

Rutinas de gym extremas

Estos son algunos de los ejercicios que hago cuando quiero probar mi voluntad en el gym. La idea es que no sólo es ejercicio físico sino mental; depende mucho de tu capacidad para soportar el dolor y seguir aunque parezca que ya no puedes más. Son bastante exigentes:

100 repeticiones de bíceps

Al final de una rutina de brazos, cojo la barra (sin pesos), y hago una serie de bíceps de 100 repeticiones. Las primeras 20 o 30 parecen sencillas, pero llega un momento en que ya no sientes nada y casi no puedes ni cerrar la mano. No es fácil terminar.

Leg press hasta la muerte (prensa para piernas)

En el día de piernas pongo mi peso máximo en “leg press” y hago 6 repeticiones. Luego voy bajando de 40 kilos en 40 kilos y siempre hago series al fallo (hasta ya no poder ni una más). Si planifico hacer eso, ese día voy en carro porque luego no puedo volver caminando al departamento.

Súper series de pecho y espalda

Para quiénes no conocen, las súper series son dos ejercicios opuestos consecutivos, sin descanso.  En este ejercicio hago series de 10 “pull ups” (dominadas, ejercicios de barra) combinadas con series de 10 repeticiones de pecho en banco inclinado con mancuernas; con descansos de 30 segundos. Trabajas pecho, espalda y brazos en una sola rutina. 6 series y estoy destrozado.

L.R.

Si te gustó el artículo selecciona Me Gusta (arriba), y por favor compártelo en redes sociales.

Temas relacionados

Si te gustan los temas de los que escribo suscríbete al final de este post para recibir notificaciones cuando publique nuevos artículos. Sígueme en Facebook. También puedes seguirme en Instagram donde voy a empezar a publicar más seguido. Escríbeme en la zona de comentarios si tienes ideas acerca de nuevos temas, rutinas de gym o simplemente para compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *