Hay varias creencias  acerca del entrenamiento con pesas que me vuelven loco.

Es muy común que me digan cosas que están tan lejos de la realidad que a veces me cuesta no reírme. ¿Hay que ser respetuoso no? Aprendo mucho cuando converso con gente en el gimnasio y fuera de él, así que decidí compartir algunos de los mitos más comunes del bodybuilding.

Estaba en mi gimnasio explicándole a una chica cómo ejecutar el remo para espalda. Me pidió ayuda porque no estaba segura de si lo estaba haciendo bien. Por lo general no me meto a dar opiniones, a menos que en serio vea que alguien se puede lesionar por hacer ejercicios con mala forma. En fin…

Uno de mis consejos es usar pesos “cómodos” hasta que domines el movimiento por completo, con una técnica lo más limpia posible. Le doy algunos tips y finalmente le digo: “cuando controles el movimiento y te sientas cómoda aumenta el peso.” Su respuesta: “es que no quiero tener una espaldota”.

Era una chica flaca, chiquita… tal vez medía 1.50 m y pesaba alrededor de 90 libras, pero en su mente si aumentaba peso iba a hacerse gigante.

Las mujeres deben entender algo básico:

Sus niveles normales de testosterona no son lo suficientemente altos como para ganar masa muscular en extremo.

Las nadadoras que ven en las Olimpiadas con espaldas anchas llevan años entrenando y son la élite mundial.

Si trabajas con más peso te vas a ver más tonificada, vas a ganar masa muscular, pero no te vas a convertir en Hulk ni vas a tener la “espaldota” a la que tanto le temes. Lo que sí va a pasar es que tu rutina va a ser más exigente y probablemente quemarás más grasa.

Muchas mujeres le huyen a hacer rutinas con más resistencia porque tienen miedo de hacerse gigantes… de tener esa “espaldota”. Tienen que comprender que su cuerpo es diferente al nuestro y no van a ganar músculo de un día al otro.

Recomendación para mujeres

Para la mayoría de mujeres con las que he hablado, que quieren tener un cuerpo tonificado y listo para la playa, les recomiendo hacer series en el gym de entre 15 y 25 repeticiones. Es un rango de repeticiones diseñado para mantener tus músculos firmes pero no precisamente para que crezcan.

Esto significa escoger un peso que te permita estar en ese rango; es decir, si haces 20 repeticiones pero el peso estaba tan ligero que podías haber hecho 50, entonces aumenta el peso. Vas a quemar más grasa, tus músculos van a estar más firmes y en general te vas a ver mejor.

Por otro lado, el entrenamiento para hombres y mujeres es distinto. Por ejemplo es muy común que los hombres queramos espaldas anchas y hombros definidos, mientras que una mujer prefiere tener piernas espectaculares, glúteos definidos y abdomen plano, pero que el resto de su cuerpo no crezca.

En uno de mis próximos artículos voy a hablar acerca de cuántas series, repeticiones y tipos de entrenamiento son los mejores para distintos enfoques en hombres y mujeres: masa muscular, fuerza, resistencia, tonificación, etc.

L.R.

Si te gustó el artículo, por favor selecciona Me Gusta (arriba) y compártelo en redes sociales:

Temas relacionados

Suscríbete a continuación para recibir consejos GRATIS para el gym, salud y fitness. Sígueme en Facebook. También puedes seguirme en Instagram. Déjame un mensaje en la sección de comentarios si tienes cualquier pregunta o ideas de nuevos temas para conversar.