Es un secreto a voces. Las sustancias que mejoran el rendimiento en el deporte existen desde hace décadas. Quizás los casos más famosos son los de atletas rusos en las Olimpiadas, sin embargo su uso es mucho más extendido y común de lo que se piensa. Están presentes en muchas disciplinas: desde ciclismo, hasta corredores de largas distancias, bodybuilding, baseball, fútbol americano, crossfit, etc.

En esta publicación, un breve resumen de su historia, aplicaciones, y lo principal: los pros y contras de usar esteroides.

Es importante que quienes están interesados en usar esteroides para mejorar su rendimiento en el gimnasio, y/o tener músculos gigantes, lo hagan conscientemente, o mejor aún, simplemente no lo hagan después de leer todos los efectos a los que se exponen por experimentar con su cuerpo.

¿Qué son los esteroides?

La definición correcta de la palabra “esteroide” tiene que ver con el compuesto orgánico y su estructura química. No es precisamente lo que nos interesa en este artículo.

La definición que viene al caso es la de esteroide anabólico, que es en esencia la siguiente:

Los esteroides anabólicos son derivados artificiales de la testosterona, hormona masculina, que promueven la síntesis de proteína y crecimiento muscular.

Los esteroides anabólicos se pueden inyectar de manera intramuscular o ingerir oralmente. Luego de ingerirse, la molécula esteroide se une a los receptores celulares. Posteriormente, puede incrementar la síntesis de proteínas, retención de nitrógeno, hacer cambios metabólicos, y aumentar el tamaño y fuerza de las células musculares.

En resumen, los esteroides anabólicos producen un incremento significativo en la fuerza y musculatura.

Se crearon en la década de 1930, principalmente con el objetivo de evitar la atrofia muscular en pacientes con distintas enfermedades. También se usaron en pacientes con quemaduras severas. Otra de sus aplicaciones fue la de mejorar el crecimiento corporal y funciones sexuales.

Los soviéticos comenzaron a usarlos en sus atletas alrededor de 1950. Los americanos al descubrir este “secreto”, luego de observar el rendimiento de sus oponentes en las Olimpiadas de 1956, también empezaron a experimentar con su uso para competir al mismo nivel.

Actualmente, su uso está prohibido por el Comité Olímpico Internacional y la gran mayoría de federaciones deportivas de distintas disciplinas. Sin embargo, es de conocimiento público, que muchos atletas profesionales e incluso amateurs, los ingieren para mejorar su rendimiento; muy comúnmente, con el único fin de obtener fuerza y músculos que no se pueden lograr de manera natural.

Dorian Yates. Uno de los mejores bodybuilders de toda la historia. Considerado el primero en llegar a niveles tan extremos de masa muscular.

¿Lo positivo de los esteroides?

Para cada efecto “positivo” de usar esteroides, existen innumerables efectos negativos. Por lo que hablar de los “pros” de tomar esteroides, no me parece precisamente lo correcto.

Una razón válida para ingerirlos, podría ser necesitar terapia de reemplazo de testosterona. Esto debería realizarse por un/a doctor/a, bajo supervisión total, y con objetivos y razones médicas claras. Sin embargo, ingerirlos únicamente para mejorar tu rendimiento en el gimnasio o en otro deporte, es algo completamente distinto.

Habiendo dicho eso, estas son algunas razones por las que alguien podría usarlos:

Capacidad de recuperación: los esteroides incrementan la capacidad de tu cuerpo para recuperarse. Puedes realizar rutinas consecutivas sin tanta fatiga, es decir necesitas menos descanso. Quienes entrenamos naturales, tenemos que ser mucho más conscientes acerca del descanso y recuperación antes de la siguiente rutina en el gym.

Incremento en fuerza: los naturales tenemos que trabajar para hacernos más fuertes, mientras que quienes toman esteroides experimentan un incremento en su fuerza casi inmediato, después de empezar a tomar sustancias que aumentan sus niveles de testosterona artificialmente.

Rutinas extremas: los niveles elevados de testosterona permiten realizar rutinas durísimas y largas. Los naturales entrenamos fuerte, pero no es conveniente que pasemos 3 horas seguidas en el gym levantando pesas. Quienes toman esteroides no tienen esta “limitación”.

Músculos grandes: la combinación de poder realizar rutinas extremas, con un incremento en fuerza y capacidad de recuperación, y cantidades artificialmente elevadas de testosterona, hace que los músculos puedan crecer descomunalmente. No es cuestión de tomar esteroides y listo, sino que todos estos aspectos en conjunto, permiten que se alcance una musculatura que naturalmente es imposible mantener.

¿No suena tan mal?

Razones para no usar esteroides

SALUD MENTAL

Tiene sobretodo que ver con que una vez que dejes de tomar esteroides, perderás la masa muscular y fuerza que ganaste durante ese ciclo de ingerir testosterona artificial.

Es muy común que esto tenga un impacto psicológico negativo, o peor aún, que además incentive a nunca dejar de tomarlos para seguir teniendo músculos grandes y/o más fuerza de la que se puede tener naturalmente. Por eso la gente se vuelve adicta a los esteroides.

PROBLEMAS PARA GENERAR TESTOSTERONA

Una vez que juegas con las hormonas de tu cuerpo e ingieres testosterona artificial, es posible que tu cuerpo deje de generarla de manera natural. Las implicaciones negativas de esto son serias. Desde impotencia sexual, hasta efectos en el carácter y estado de ánimo. Con sólo escuchar “impotencia”, deberías pensar seriamente acerca del uso de estas sustancias.

Otros posibles efectos relacionados son: encogimiento de los testículos, conteo bajo de espermatozoides, infertilidad y ginecomastia. La ginecomastia en resumen es la “generación de senos” en el hombre; es decir, agrandamiento de las glándulas mamarias.

CÁNCER, PROBLEMAS CARDÍACOS, PROBLEMAS HEPÁTICOS

La ingesta de testosterona artificial tiene impactos negativos en el hígado y puede producir cáncer. Por otro lado, el exceso de crecimiento de tejido muscular y corporal en general, incrementa el riesgo de enfermedades cardíacas.

Evidentemente no estoy sugiriendo que automáticamente si tomas esteroides vas a tener cáncer, o sufrir un paro cardíaco, pero la conexión existe y está bien documentada.

Si te interesa profundizar sobre este tema, puedes leer las siguientes publicaciones (en inglés):

RASGOS MASCULINOS EN MUJERES, Y VICEVERSA

Existen mujeres que toman esteroides para competir en físico culturismo, y como dije antes, jugar con las hormonas es algo serio. Un posible efecto secundario de tomar esteroides es la aparición de rasgos masculinos en las mujeres.

Lo contrario también ocurre, es decir la aparición de rasgos femeninos en hombres. Un ejemplo de ello es la ginecomastia, a la que me referí en uno de los puntos anteriores.

OTROS POSIBLES EFECTOS SECUNDARIOS

  • Calvicie
  • Acné
  • Reducción de colesterol bueno
  • Aumento de colesterol malo
  • Dolores de cabeza
  • Dolores articulares

El uso de esteroides además puede generar una tendencia a sufrir lesiones. Esto se debe principalmente al desequilibrio que se crea entre los cartílagos y la presión ejercida sobre los ligamentos, que no se adaptan correctamente al crecimiento muscular extremo generado por las sustancias anabólicas.

Puedes leer sobre este tema en el siguiente artículo (en inglés): Jugadores de la NFL (fútbol americano) que usan esteroides tienen más lesiones – publicación de Scientific American.

Ingerir esteroides puede afectar la salud de muchas maneras. Es algo que no se debe tomar a la ligera.

COMBINACIÓN DE EFECTOS SECUNDARIOS

Algo a tomar en cuenta es que los efectos secundarios del uso de esteroides son muchos, y cada uno individualmente es complejo. Pero si tienes la “mala suerte” de que aparezcan varios de ellos a la vez, tu salud puede afectarse de manera irreversible. En ese caso suele entrar en juego el uso de distintas medicinas para contrarrestar esos efectos.

Si se afecta el hígado, se podría tomar un protector hepático. Para evitar la aparición de rasgos femeninos, se podría tomar alguna otra sustancia. Para contrarrestar efectos no deseados en la piel, se podría tomar un antibiótico. El dominó se puede volver interminable.

El hecho de que existan medicinas para manejar distintos efectos secundarios, no eliminará por completo los problemas, y de hecho puede crear nuevas complicaciones.

Masa muscular extrema. Combinación de entrenamiento de élite con uso de esteroides. Otro de los mejores de la historia: Jay Cutler. 4 veces Mr. Olympia

Excusas típicas para usar esteroides

Si sabes lo que haces, no te va a pasar nada. Los esteroides son seguros; es sólo si abusas“. Esto es falso.

Hay gente que con un simple ciclo de esteroides puede arruinar sus niveles de testosterona para siempre, y quizás otra persona lo haga muchas veces sin mayores consecuencias. La verdad es que no puedo asegurar si vas a tener efectos negativos; tal vez no suceda nada. Sin embargo, los riesgos existen y son irrefutables.

Jugar con las hormonas de tu cuerpo no es algo trivial; es algo serio. Quien te diga lo contrario no sabe de lo que habla.

Yo he tomado esteroides y no me ha pasado nada.” Esto nuevamente es parecido al punto anterior, y no tiene sentido.

De la misma manera que alguien te puede decir que ha fumado y no le ha dado cáncer al pulmón; el hecho de que alguien asegure que ha tomado esteroides y “está bien”, no refuta todos los efectos secundarios de su uso.

Además, su definición de “estar bien” puede estar errada. ¿Se habrán hecho exámenes para analizar cómo están sus niveles de testosterona, su conteo de espermatozoides, sus enzimas hepáticas, posibles problemas de tiroides, etc.?

Existen medicinas que tienen iguales o peores posibles efectos secundarios que los esteroides.” Evidentemente esto es verdad, sin embargo la respuesta correcta a eso es: “¿y qué?”

El hecho de que existan otras sustancias que también tienen efectos secundarios terribles, no implica que tomar esteroides sea seguro. Así de simple. Deberías investigar si tomas algunas de esas medicinas, y decidir si es lo adecuado seguir haciéndolo.

¿Por qué no tomo esteroides?

Porque mi salud es prioridad. De todas formas, es importante aclarar que no estoy haciendo un juicio moral sobre las decisiones que toman otras personas. Si quieres tomar esteroides es cuestión tuya y de nadie más. Simplemente debe ser una decisión informada, entendiendo los riesgos y efectos negativos que existen, y que sea consecuente con el estilo de vida que quieres llevar.

En mi caso, el estilo de vida que me interesa es salud y fuerza, y con esas bases tener un cuerpo espectacular. El problema, es que mucha gente quiere el cuerpo espectacular sin las bases adecuadas; saltándose los pasos para llegar al objetivo final. Por eso, es importante comprender que no existe una conexión directa entre un “cuerpazo” que ves en la playa y la salud de esa persona.

Muchas mujeres podrán tener abdomen “perfecto”, pero si comen tan poco que su nutrición y salud es mala, para mí ese estilo de vida no tiene sentido. Muchos hombres podrán tener cuerpos como los de una estatua griega, pero si su salud está por los suelos luego de tantos ciclos de ingerir esteroides, tampoco tiene sentido.

Habiendo dicho eso, les tengo gran respeto a los bodybuilders (físico culturistas) extremos, por su ética de trabajo en el gimnasio. Son unos salvajes. Entrenar 4 o 5 horas al día levantando pesas no es nada sencillo. Requiere disciplina, carácter y estar dispuesto a llevar a tu cuerpo al límite.

Algunos de los personajes que más admiro son bodybuilders clásicos, como Dorian Yates (6 veces Mr. Olympia), Arnold Schwarzenegger (7 veces Mr. Olympia), y muchos otros. En ese mundo, las sustancias para maximizar rendimiento, hipertrofia muscular y fuerza, son de lo más normal.

En esta foto las leyendas de los 70s: Arnold Schwarzenegger – The Oak, y Lou Ferrigno – The Hulk. Dos de mis bodybuilders favoritos de todos los tiempos.

Hay que ser realista en relación al físico culturismo. A menos que se trate de una de las competencias de naturales con pruebas anti doping, en los concursos de bodybuilding donde se ven cuerpos gigantes con músculos descomunales que parecen sacados de un cómic, todos quienes compiten han ingerido sustancias para mejorar su rendimiento.

Otro ejemplo es el Crossfit, donde estas sustancias se usan muy comúnmente por sus efectos en la capacidad de recuperación entre rutinas extremas. Así que no sólo pasa en bodybuilding, con fines de obtener músculos gigantes, sino en muchas otras disciplinas.

Sin embargo, debo decir que llegar a tu máximo potencial muscular y de fuerza, de manera natural y saludable, tiene mucho más sentido a mediano y largo plazo.

De cierta manera, puedo decir que mi cuerpo es 100% mío, y que soy su dueño absoluto. Lo he ido formando entrenando como un guerrero, metódicamente, con un plan de nutrición sano, descansando para recuperarme antes de volver al gimnasio, y siendo consciente de lo que quiero lograr.

En resumen, considero que el escenario perfecto es vivir una vida saludable y producto de eso tener un cuerpo que te guste. Mi recomendación es mantener tus prioridades claras. Salud debería ser lo primero siempre.

Si te gustó el artículo, por favor selecciona Me Gusta (arriba) y compártelo en redes sociales:

Temas relacionados

Suscríbete a continuación para recibir consejos GRATIS para el gym, salud y fitness. Sígueme en Facebook. También puedes seguirme en Instagram. Déjame un mensaje en la sección de comentarios si tienes cualquier pregunta, sugerencia o ideas de nuevos temas para conversar.